noviembre 2

El día 2 de noviembre, día de los difuntos, en la Capilla del Cementerio de Ayamonte participé en un Jam poético. Leí de mi primer libro dos poemas, el primero dedicado a mis padres que hacen trece años dejaron de estar conmigo, pero siempre les llevo en mi corazón y en mi pensamiento. El segundo poema lo escribí al cementerio lugar donde siempre estarían sus restos. También leyeron otros poetas composiciones propias y de otros poetas de reconocido prestigio.

Fue una tarde muy emotiva, donde la poesía nos hablaba de la vida y de la muerte con toda naturalidad mientras la lluvia nos acompañaba como una invitada más cayendo tras los cristales.